Hoy cocinamos con Roseta, del Restaurante Fraula

Roseta salió de nuestras cocinas en 2015, se aventuró a abrir su propio restaurante y, ahora, es uno de los lugares más recomendados de Valencia. Fraula tiene en cada plato la firma de Roseta, una alumna excelente que ha conseguido materializar su sueño a base de pasión por la gastronomía.

Tanto es nuestro orgullo que hemos querido hablar con ella y que nos pueda contar de primera mano algunas inquietudes del mundo de la gastronomía y la formación académica.

¿Qué plato descubriste en Mediterráneo Culinary Center?

En la escuela te enseñan lo básico de la cocina, fondos, bases… todo eso es aplicable al restaurante. De hecho en todas las cocinas es raro que no se use.

¿Qué tal la experiencia en la alta cocina?

Mi experiencia en la alta cocina ha sido como un sueño. Llevo poco tiempo en ella, pues salí de la escuela en el 2015, así que imagínate un poco lo vertiginoso que ha sido. Pero es algo que te tiene que gustar, que sea tu pasión. En comparación con la escuela, pues la verdad es que no tiene nada que ver… ni el ritmo frenético, ni las horas de trabajo, ni los servicios… en la escuela es solo la iniciación.

¿En que te ha ayudado la formación en MCC?

Mi formación hizo que se me abrieran las puertas a hacer prácticas en Quique Dacosta durante mi verano entre primero y segundo curso, y eso se lo agradeceré siempre.

¿Qué has descubierto estos años?

Cuando te ves al frente de tu propio negocio las cosas cambian un poco. Al principio eres desconocido, y por tanto haces una cocina más asequible y ‘normal’ para llegar al mayor público posible. Pero hoy en día que ya nos conoce más gente hemos podido evolucionar y hacerlo que realmente nos gusta, ser más creativos y saber aprovechar al máximo cada producto que entra por la puerta del restaurante, no tiramos nada.

¿Algún consejo?

El mundo es de los valientes, así que si la gastronomía es vuestro sueño no os rindais. Es un mundo difícil pero muy gratificante a la vez. Es muy bonito saber que cada persona que se sienta en tu restaurante se va a ir más feliz después de que se coma tus platos. Y sobre todo, es muy importante la actitud, más incluso de lo que uno sabe de cocina, con una actitud buena, ganas y esfuerzo llegaréis donde os propongáis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + 7 =

¿Necesitas más información?

Déjanos tus datos y resolveremos todas tus dudas

Contacta con Mediterráneo Culinary Center